Autor Tema: Los bigotes, cuando se cortan, ¿no vuelven a crecer?  (Leído 712 veces)

admin

  • Administrator
  • Full Member
  • *****
  • Mensajes: 106
Los bigotes, cuando se cortan, ¿no vuelven a crecer?
« en: 14 Marzo 2013, 11:56:01 am »
El benjamín de la casa se divierte cortando los bigotes del gato. Te dice que lo encuentra más bonito de esta manera. El animal no parece sufrir, únicamente presenta un aspecto desamparado. ¿Van a volver a crecer? Si, los bigotes no son más que pelos.
                                                   
Denominados vibrisas, los bigotes del gato son largos pelos extremadamente sensibles, que le proporcionan valiosas informaciones sobre su entorno táctil. Un gato salvaje no podría sobrevivir en la naturaleza sin ellos. Estos pelos sensitivos tienen la particularidad de estar rodeados en su base por un seno sanguíneo que les proporciona una suspensión hidráulica. Además están conectados a células nerviosas y a fibras musculares. Funcionan por lo tanto como antenas que permiten una detección precisa de los objetos móviles o inmóviles gracias a la captación de gradientes de calor y a las turbulencias del aire.
Verdaderas herramientas auxiliares de la visión nocturna, las vibrisas resultan esenciales para cazar y desenvolverse en la noche. Por ejemplo, localizan con precisión el origen de un olor arrastrado por el viento (el plato de comida, otro gato...) o los movimentos de un ratón a lo lejos, sirven para orientar la nariz, las papilas y las orejas hacia el ángulo más favorable. En la noche, evitan que el gato tropiece con los obstáculos. Como es raro encontrar bigotes en el suelo, se cree que el gato no los pierde. Pero como cualquier otro tipo de pelo, caen y crecen regularmente... ¡pero no todos al mismo tiempo!
                                           
Las vibrisas están presentes no solamente sobre los labios superiores (bigotes) del gato sino también sobre los arcos supraciliares (cejas), las mejillas e incluso en la parte posterior de sus extremidades delanteras. Muy sensibles a las vibraciones, perciben mucho antes que nosotros la llegada de una tormenta, una tempestad o un temblor de tierra.
Explica a tus niños que los bigotes constituyen pelos esenciales para el gato; tirar de ellos le causa daño, cortárselos le imposibilita y es peligroso para él.
Sin bigotes, un gato tiene dificultades para desplazarse en la oscuridad y para saltar desde un lugar alto, pues no puede orientarse en función de la velocidad y de la dirección de las masas de aire.
Por otra parte, la ausencia de bigotes paraliza su rostro y no le permite expresar claramente sus emociones y sentimientos, sean amistosos o no. Los otros gatos podrían agredirle. El crecimiento de los bigotes es lento, hay que esperar 2 o 3 meses para que pueda tener disponibles los "radares" de nuevo en funcionamiento.
Una curiosidad, las mamás gatas en ocasiones les mordisquean a los gatitos más revoltosos los bigotes, toman esta drástica decisión cuando hay algún aventurero que es incapaz de quedarse en el nido tranquilo, por ésto si adoptas a un gatito que tiene los bigotes cortados al ras, enhorabuena... ¡te ha tocado el trasto de la camada! ;D, no te preocupes, le volverán a crecer  ;)
« última modificación: 24 Marzo 2013, 11:09:34 am por admin »